Grabarse Tocando Piano, 5 Razones por las qué Deberías Hacerlo.

Hola a todos!, luego de unas semanas intensas sin tener un momento para sentarme a escribir como quisiera por fin encuentro el tiempo luego de haber realizado una de las grabaciones en video que tengo que hacer para un concurso del cual quiero participar acá en Argentina. Y es a raíz de esta grabación y las próximas que tendré que hacer que me pareció interesante escribir este post explicando la importancia que tiene hacer esta práctica más seguido (o si nunca la hiciste, hacerla por primera vez).

grabarse tocando piano 5 razones
¿Alguna vez te grabaste tocando piano?

Una pequeña advertencia

Antes de enumerar las 5 razones por las que es muy importante grabarse a uno mismo tocando el piano, me gustaría decir algo: no es fácil grabarse, hay mucha presión (casi como un concierto) y conseguir las herramientas para hacerlo no siempre es fácil tampoco, sin embargo, es una experiencia excelente y creo que todos los músicos que realmente quieren ser buenos en lo que hacen deberían realizar periódicamente esta práctica, que además los va a ayudar muchísimo a entender mejor lo que quieren conseguir en su ejecución y como hacerlo.

Empecemos!

Razon nº 1:
 
Nos ayuda a aprender mejor e interiorizar las obras.
 
Una de las cosas que primero nos damos cuenta es que al hacer nuestra primer grabación y comenzar a tocar se siente extraño, es como si alguien nos estuviera viendo y escuchando aunque no esté presente en la sala y nos volvemos mucho más conscientes de todo lo que estamos tocando. Los nervios de sentir la presión de “tener que tocar todo bien” porque luego va a quedar grabado y en un futuro podrá ser visto por muchas personas sin duda se hacen notar y afectan a como tocamos en la grabación. Pero es gracias a esta presión de “hacerlo bien” que es como nos auto exigimos tocar mejor en cada nueva grabación y solucionar los pasajes más dudosos o poco estudiados. Yo siempre digo que si un pasaje no sale siempre bien cuando estás estudiando, en una grabación es casi seguro que entonces no salga, es por esto que grabarte puede ayudarte a identificar mejor las zonas de la obra donde estás más flojo y así poder dedicarle más estudio. Es impresionante como uno empieza a sellar las obras luego de haberlas pasado por una instancia de grabación, se supone que para grabarlas es necesario que salgan perfectas, y esta presión ayuda muchísimo a mejorar, lo primero que vas a notar luego de hacer grabaciones ya sea en video o de audio solo, es como todo lo que toques va a empezar a sentirse más seguro y controlado.
Razon nº 2:
 
Nos pone en “situacion de concierto”.
 
Desde tener que vestirse medianamente bien o hasta formal (dependiendo el tipo de grabación), hasta tener que conseguir silencio en la sala y concentrarse antes de empezar a tocar, una grabación tiene muchos parecidos con una presentación en vivo. Una de las primeras cosas que vamos a tener que hacer es encontrar un momento en el que nadie interrumpa, donde haya silencio y nada pueda desconcentrarnos, muy parecido a un concierto, solo que a veces con la comodidad de estar en casa. Este tipo de práctica nos va a ayudar a simular esos nervios que aparecen al tocar en público y al mismo tiempo a saber como reaccionar ante ellos (que es importantísimo). Nos va a ayudar a tener más control sobre lo que pensamos al tocar las obras y a reconocer los puntos donde hay que tener mayor cuidado y donde vamos a necesitar estar calmos para que todo salga bien.
Razon nº 3:
 
Nos permite tener una herramienta para promocionarnos.
 
Este quizás es el punto más obvio pero al mismo tiempo que vale la pena mencionar, siempre es bueno tener un video o una grabación de audio para mostrar lo que hacemos o en algunos casos (si sos pianista avanzado) para enviar a concursos de piano (que siempre suelen pedir para una instancia de preselección). Además de haber aprendido muchísimo en el proceso y de haber logrado mejorar como pianista vas a tener un material para vos mismo y para los demás y vas a sentir que esa grabación contiene tu mensaje, tu interpretación  y lo que querés transmitir al mundo con tu música.
Razon nº 4:
 
Nos convertimos en nuestros propios jurados.
 
Seguramente te habrá pasado que viendo videos en internet o yendo a conciertos como oyente todo parezca más fácil y que sientas por dentro esa sensación de “yo puedo hacerlo mejor” y te sientes del lado “del jurado” pensando en “por qué el concertista no hace tal o cual cosa si parece tan lógico”. Bueno te tengo malas y buenas noticias, por un lado la mala es que cuando te escuches por primera vez es posible que no te guste lo que haces, quizás el tempo que tenías en tu mente concebido para esa obra puede ser que te salga más rápido o lento de lo que imaginabas y que no te guste, o que en tal parte de la obra te sorprendas que no se notan bien los cambios de dinámicas que vos pensabas que se notaban, o que la interpretación tuya que haces de la obra no es como te esperabas e imaginabas en tu mente. Pero tranquilo, es normal, esto pasa porque al tocar normalmente pensamos en la interpretación que nosotros sentimos correcta, pero no siempre nos sale exactamente como queremos, la realidad es que lo que nosotros pensamos al tocar no es exactamente lo que suena cuando tocamos, (y aqui viene la buena noticia) es por eso que grabarnos es importantisimo, nos permite encontrar las diferencias entre lo que imaginamos que estamos tocando, y lo que realmente estamos haciendo y lo que escucharía cualquier oyente en un concierto nuestro. Nos permite ponernos del lado del oyente y juzgarnos libremente sin la presión de tener que estar tocando al mismo tiempo, ahí es cuando uno se reformula muchas cosas de lo que está haciendo y generalmente consigue modificar la forma de tocar hasta conseguir que suene exactamente como uno se imaginaba y quería que sonara.
Razon nº 5:
 
Nos da confianza y seguridad a la hora de tocar.
 
Por último y muy importante, qué mejor que poder llegar a un concierto sabiendo que nuestras obras ya fueron “sometidas a presión” (o “fogueadas”, de pasar por el fuego,  como suele decirse acá en Argentina). La tranquilidad que nos brinda poder tener esa etapa de nervios en un lugar cómodo como nuestra casa nos ayuda a aprender en todos los sentidos las obras y salir seguro en nuestro próximo concierto de lo que vamos a hacer, luego de pasar nuestras obras por varias grabaciones nos vamos a empezar a sentir cada vez más seguros de lo que hacemos y confiados de poder hacer la música tal cual la queremos hacer y pudiendo regalar al mundo lo que más nos apasiona que es tocar el piano.
Espero que ahora sepan por qué está bueno grabarse y de todas las cosas que se pierden al no hacerlo!. Sin dudas es un paso más hacia ser mejor pianista y músico.
Hasta el próximo post y si les gustó y quieren ayudarme pueden compartirlo en sus redes sociales así más gente puede sacarle provecho a mis post.
Un saludo para todos ustedes!
Paco
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s