Cómo Tocar Piano Más Rápido Sin Morir en el Intento

como tocar más rapido el piano

Seguramente llegaste a este artículo porque hay alguna obra muy rápida que te encanta y todavía no lográs dominar, o porque te cuesta tocar rápido y te preguntas: ¿cómo hacen los grandes pianistas para tocar a esa velocidad?.

Es cierto que poder tocar rápido es visualmente impresionante, y hasta sorprende la capacidad de un ser humano de controlar la música a tales velocidades, pero aún mas impresionante es poder tener esa destreza para usarla en toda obra que necesitemos porque así lo requiera, y es para eso que escribo este post.

Mi idea con el artículo es desmentir un par de ideas que están equivocadas respecto a tocar rápido y también mostrar por qué no todo termina tras esta búsqueda de la velocidad, pero a su vez por qué es esencial poseer esta habilidad.

como tocar más rápido el piano

 

No Todo Es lo Que Parece

Me gustaría empezar diciendo que no todo en la técnica pianística es intuitivo, y en realidad son muchos los casos en los que para resolver cierta problemática lo que tenemos que hacer es contra-intuitivo.

Por ejemplo, uno podría pensar que para tocar suave hay que “ablandar” las manos, aflojar los dedos y así el sonido que toquemos va a ser suave, pero en realidad la técnica correcta implica lo contrario, tener la mano bien firme y accionar las teclas con mucha seguridad, pero muy lentamente. Probablemente esto pueda asemejarse a lo que pasa en la velocidad, veamos de que se trata:

Cómo Tocar Piano Más Rápido y Mejor

Lo primero que pensamos al hablar de velocidad es que todo lo que se hace a gran velocidad requiere que movamos las manos a gran velocidad haciendo gestos o movimientos grandes. Veamos por qué esto no conviene:
 

Hacer gestos exagerados, grandes, lleva más tiempo que hacer gestos chicos, precisos, y a mayor tiempo transcurrido entre cada gesto, tenemos menor velocidad.

Ésto, que muchos pianistas llamamos el principio de “economía de gestos”, se basa en que para conseguir tocar rápido tenemos que limitarnos a hacer movimientos pequeños, calculados y tratar de reducir lo más posible los movimientos “inútiles” que hace la mano; cuanto mejor podamos controlar y utilizar solo el gesto mínimo necesario para tocar lo que está escrito, mejor y a mayor velocidad podrá tocarse.
_ Este principio no siempre se conoce o enseña con la importancia que debería darse, por eso quería que pudieran en este artículo aprender como aprovecharlo, porque de verdad da muchos resultados inmediatos y alivia muchos dolores de cabeza cuando no encontramos explicación a como resolver ciertos pasajes veloces. 
 
Reduciendo los movimientos inservibles de la mano, logramos entonces, tener la mano disponible en menos tiempo para tocar la próxima tecla o acorde, dándonos mayor velocidad, pero a su vez voy a explicarles otro factor que es imprescindible, y quizás aun más importante que el de la economía de movimientos, y es la relajación.

Si No lo Sabías Ahora Te lo Digo:

El principal enemigo a la hora de tocar rápido el piano es la tensión.
 
A todos nos habrá pasado que cuando queremos tocar piano con los dedos muy fríos, helados, nos damos cuenta que no tienen la movilidad ni la velocidad que deberían tener, funcionan más lento, algo parecido pasa cuando agregamos tensión a nuestros músculos encargados de tocar el piano. En este caso esos músculos están en nuestras manos, dedos y brazos, y al estar bloqueados no permiten que toquemos a la verdadera velocidad que podemos tocar. Por eso, lo primero que tenemos que hacer es empezar a relajar estos músculos para que nuestros dedos puedan moverse mucho más rápido.
 
Lo que planteo es que, además de relajarnos enteramente (de tranquilizarnos mentalmente y físicamente) en la medida posible que cada uno pueda, tengamos a la hora de tocar, los dedos, la mano y los brazos muy relajados. No flojos, sino firmes pero sin ningun tipo de tensión.
Esto que les digo es impresionante, prueben sentarse y tocar el pasaje u obra más rápido que están estudiando relajando muy bien los dedos y manos y verán con que facilidad sale todo.
 
_O acaso nadie vio un video de Valentina Lisitsa tocando? (acá te paso uno).
Si nos fijamos la relajación es muy notoria, y nos terminamos de convencer que también es necesaria para tocar rápido y bien.

No Todo Se Trata de Tocar Rápido, Pero Es Importante Poder Hacerlo.

He visto como muchos músicos y pianistas juzgan a otros que tocan rápido, diciendo que son como máquinas, que no tienen musicalidad, o encontrándoles siempre un “pero”, sin embargo me parece que tocar rápido y sobretodo bien, es una habilidad que nos abre las puertas a poder hacer otras cosas mucho más grandiosas, como poder hacer unos pianissimos exquisitos (aprovechando la idea de la economía de movimientos), tocar algo lento mucho mejor (si, aquel que puede tocar rápido, también puede tocar lento controlando mucho mejor sus movimientos; en general poder hacer las dos cosas es mejor que saber hacer una sola.), y tener muchas más posibilidades de repertorio, ya que como dice el dicho (y en el piano no se da la excepción):
 

“Ningún mar en calma hizo experto a un marinero.”

 
Esto fue todo amigos, espero que dejen abajo sus comentarios y si les gustó el artículo, que lo compartan en facebook, twitter, con los botones que hay debajo así me ayudan a que lo lea más gente que le pueda servir.
Un saludo y hasta el próximo post!
Paker
 
 
 
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s