Motivación – y por qué es fundamental para el pianista

Recuerdo cuando empecé a estudiar piano, tenia 11 años y muy poca idea de piano o música clásica, pero habia escuchado la “Fantasie Impromptu Op.66” de Chopin y me había vuelto loco, soñaba todos los dias con llegar a tocar esa obra, tenía una energía encima que no me dejaba concentrarme en otra cosa más que en llegar a tocar esa pieza, sin embargo al comenzar a estudiar con mi primer profesora tuve que empezar por aprender a leer una partitura, a entender como funcionaba el ritmo, las duraciones, las figuras, la armonía, como sentarme bien al piano, como poner bien la mano, a aprender las escalas, a hacer ejercicios, etc, etc …  cuando en el fondo yo solo pensaba en llegar a tocar esa obra y sabía que tarde o temprano iba a lograrlo, porque no importaba que elemento nuevo tenia que aprender o saber, éste me llevaba un paso mas cerca a poder tocar esa gran obra.

Fue pasando el tiempo y los años y despues de mucho estudio y tiempo invertido pude lograr tocar esa obra a un buen nivel, fue tal el grado de satisfacción que no importó nada de todo el trabajo que había hecho para conseguirlo, es más, me había dado cuenta que todo lo que había aprendido tenía muchisima mas importancia por haberlo hecho con un objetivo real, que por solo haberlo aprendido sin ninguna idea de como iría a usarlo en la música.

Pero acá no termina la historia, porque ahora en vez de pensar en la fantasie impromptu, fueron apareciendo nuevas obras, como los estudios trascendentales de Liszt, o los conciertos de piano y orquesta de Rachmaninov, y mi interés seguía creciendo y mi curiosidad me llevaba descubrir obras enormes e impensables hasta ese día (cuando creía que la fantasie impromptu era lo mas dificil del mundo), pero principalmente mi motivación por llegar a tocar esas obras fue lo que me hacia todos los dias reafirmar por qué habia elegido estudiar piano, por qué esa era mi pasión y mi vocación.

Hoy en día (literalmente hoy acabo de hacerlo) comienzo la primer clase de mis alumnos por mostrarle un poco de lo que significa tocar y estudiar piano, y los pasos que hay que atravesar, pero sobretodo busco encender el fuego de la motivación, porque yo lo viví, y se que toda la gente que empieza y deja el piano a los 2 o 3 meses, o al año, es por culpa de no tener una motivación firme, una motivación que sea tan grande que no importa que cosa haya que hacer, vayan a lograr superarlo para poder cumplir sus objetivos mas codiciados.

Si estás leyendo esto y por momentos te encontrás dudando sobre si seguir estudiando piano o cualquier instrumento, o si ya tenes un nivel decente pero no encontrás el rumbo, te sugiero que busques esa motivación, que no la subestimes, todos los grandes pianistas fueron curiosos, fueron apasionados pero sobretodo estuvieron motivados en dar lo mejor para llegar a ser los mejores.

Para terminar quiero decirles que si la motivación es grande los miedos y dificultades desaparecen, no cruzarías entre 2 edificios de 30 pisos por una madera si del otro lado tuvieras a tu madre pidiendote ayuda? yo lo haría, y no importaria desde que altura estuviera. recuerden: “Si la motivación es grande, los miedos desaparecen y los resultados llegan”

Gracias por leer.

Paker

Anuncios

2 comentarios en “Motivación – y por qué es fundamental para el pianista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s