¡Aprende a usar bien el metrónomo de una vez por todas!

Si eres estudiante de piano y mejor si eres principiante/intermedio probablemente el uso del metrónomo no lo termines de entender.

Y es que al igual que otras muchas cosas, las opiniones respecto a su forma de uso varían de profesor a profesor, sin embargo este aparato: ¡no debería estar prendido desde antes de sentarnos a estudiar y hasta la última nota de cada obra!

Por eso en este articulo vamos a aclarar algunos puntos respecto a la forma de uso, al objetivo y a la función más importante que tiene el metrónomo.

  • El metrónomo debe usarse principalmente para solucionar pasajes que nos cuestan. Dejemos en claro algo, un pasaje que nos cuesta pueden ser 8 notas, 4 compases de alternancia de manos, una sección con muchos saltos, y así proseguiría con un largo etcétera. Pero algo claro queda: que son pasajes, o sea, con un principio y un fin. ¿Correrías una maratón sin saber cuantos kilómetros tienes por recorrer? ¿no se haría más fácil saber la distancia desde salida a llegada así podrías calcular cuanto tiempo te tomaría lograrlo y a que velocidad te convendría ir para poder alcanzar la meta sin morir en el intento? Seccionar el estudio por pasajes es mucho más rápido y efectivo que “estudiar” toda la obra de corrido con el metrónomo andando, comprobado.

  • Es cierto, el metrónomo ayuda en la rapidez, pero también ayuda increiblemente más en lo lento. Prueba aplaudir a una velocidad muy lenta sin cambiar el pulso, o sea, haciendo que entre cada aplauso la distancia de tiempo sea siempre la misma, se hace dificil?. Ahora prueba lo mismo a una velocidad bastante rápida pero no tanto como para no que puedas mantener el ritmo.
    A los seres humanos y a los pianistas (que seguimos siendo seres humanos, creo) nos resulta por nacimiento más fácil mantener un pulso estable a una velocidad mayor que a una lenta y esto mismo se aplica al estudio, nos resultará más fácil tocar a una velocidad constante a velocidades rápidas pero cuando toquemos en lento nos costará no perder la constancia y por ende podriamos aprender disparejos los pasajes. Aquí el metrónomo nos da una gran ayuda, nos permite ponerlo desde 40bmp a 80bmp (considerémoslo lento) y mantener sin problemas el pulso parejo. Por eso es importante usarlo mucho en velocidades lentas y sobretodo para aprender las notas de una obra nueva en lento.

  • Problemas de solfeo? el metrónomo te ayuda. Asi sean unas pequeñas semifusas, resolver esos ritmos complicados uno por uno en lento te permitiran ejecutarlos bien a velocidad real y sin errores de solfeo. Ésto es especialmente importante realizarlo con obras más cercanas al siglo XX y con compositores que les encantaba escribir tresillos, dosillos, septillos, trescientoscillos (ese por suerte no existe je je)
  • Antes de probar tocar una obra de principio a fin está bien encenderlo, escuchar el tempo (velocidad) y apagarlo para luego comenzar en el tiempo correcto. Lo que no es correcto es dejarlo “de fondo” durante toda la ejecución, ¿o acaso estás buscando sonar como un robot?, permite  dejarte libertad durante la ejecución, eso también será parte de tu estilo pianistico en el futuro.
  • Ir aumentando la velocidad está bien, pero aumentarla progresivamente y observando los resultados es lo correcto. ( y aquí entran en consideración muchos aspectos dependiendo que pasaje es, que obra es, que necesitamos resolver,etc. lo único seguro es que no hay una formula única para subir la velocidad de a “tantos batidos por minuto” y que eso solucione cualquier pasaje, este ejemplo otro profesor te dirá que lo hagas mas lento o mas rapido, depende de cada profesor).

    Vamos con un ejemplo sobre el uso del metrónomo
    :
    tomas un pasaje que no te sale, lo comienzas a probar tocar a una velocidad muy lenta (como unos 50 bmp o alrededor de ese número) y vas aumentando de a 10 bpm y tocas correctamente de nuevo, asi hasta que llegues a una velocidad intermedia (100bpm o más), luego lo empiezas a aumentar de a 5bpm o menos como desees hasta ir alcanzando la velocidad real del pasaje. A su vez recomiendo parar y hacer una vez muy lento, otra intermedia y otra velocidad original para notar como cambian las posiciones de manos con la velocidad.
  • Por último, que el “tic tac” no te fastidie! Al igual que el alcohol hay que usarlo con moderación y principalmente como “solucionador de pasajes difíciles”. Grandes pianistas hoy en día lo usan como una herramienta de estudio y eso por algo es, porque realmente soluciona pasajes que parecen insolucionables.
El metrónomo es una gran herramienta si se sabe usar bien, espero que a partir de este articulo tengan en claro como aprovecharlo al  %100 y que los pasajes difíciles salgan “como si nada”.
 
Espero que les haya gustado!
Recuerden suscribirse al blog así artículos como este y otros que están por venir durante la semana les sean notificados y se enteren de las novedades de pianogratis!
Saludos!
Paker
 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s