La diferencia entre "Estudiar" y "Tocar"

 

Muchas personas piensan que para progresar con el piano hace falta dedicarle esas “8 horas” que tan acostumbrados estamos a escuchar.
Eso no es cierto, un pianista (concertista) que da un gira por el mundo si las necesita (incluso hasta a veces más que 8) para asegurarse y apropiarse de todo su repertorio antes del concierto para tenerlo impecable, pero la realidad para quienes están recien empezando o ya tienen un nivel intermedio es muy distinta.

 

¿Has estudiado 2 horas alguna vez?
No estoy diciendo ni 5 horas, ni 8 horas, tan solo ” 2 horas”, o sea, “120 minutos”.
Muchos de los principiantes dan un firme SI y se excusan diciendo que por muchas horas que le dediquen al piano no avanzan.
Bueno, en realidad estudiar 2 horas seguidas es más dificil de lo que parece, diría que un %10 solamente de quienes dicen estudiar esas 2 horas realmente lo hacen. Pero el tiempo frente al piano es algo innegable, ellos afirman que estuvieron 2 horas tocando… ¿entonces?

 

¿Dónde está la diferencia?
La palabra los delata. “Tocar” no es lo mismo que “Estudiar“.
Yo puedo tocar una tarde entera, dos horas no sería mucho, no sería casi nada, pasaría volando, pero estudiar dos horas, ah, ya no es lo mismo, es más laborioso, entendamos qué es estudiar:
Si yo me siento al piano a la hora que quiera “estudiar” y simplemente ejecuto las obras una por una o las repito muchas veces, simplemente toco, es decir, estoy tocando las obras y nada más.
Si en cambio me detengo en cada problema o error que encuentro en mi ejecución y trato de corregirlo, recién ahi estoy, lo que se dice, estudiando. Si busco una forma distinta de tocar una frase, si pruebo digitaciones nuevas, si pruebo en lento los pasajes, si corrijo posiciones de la mano que son malas, si analizo los detalles de la partitura y busco como traducirlos a mis dedos, estoy estudiando.
Haz la prueba, toca una pieza muchas veces, unas 4 o 5 veces, y anota el tiempo.
Luego, busca pasajes que no te salgan bien y tocalos en lento, buscales otra digitación, estudialos con fórmulas rítmicas, etc. y cuenta el tiempo que te llevó hacer todo eso.
¿Cuando miraste el reloj te soprendió que haya pasado tan poco tiempo? Seguramente te llevó mucho menos tiempo hacer todo lo de abajo que tocar muchas veces la misma obra, sin embargo ¿pareció mucho más no?. Al ver estos datos nos damos cuenta que estudiar 2 horas seguidas se convierte en algo mucho más dificil de alcanzar que tocar 2 horas seguidas.
Pero tengo que darte una noticia. Si estudiaras bien digamos, solo 15 minutos, avanzarías muchisimo más que haber tocado 2 horas seguidas. Es un hecho.
¿Por qué? Simple, el mismo Einstein lo dijo:
“Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”  ¿Cómo vas a cambiar algo repitiendo siempre lo mismo?, no caigas en este error grandísimo de toquetear las obras una y otra vez en tu “sesión de estudio”. Es tentador, lo sé, lleva mucho tiempo autoconvencerse que tocar en lugar de estudiar no lleva a ningún lado, pero cuando empiezas a estudiar como se debe los resultados empiezan a aparecer enseguida, y así es como poco a poco te vas a convencer que vale más la pena esforzarse pensando, analizando, buscando alternativas, solucionando, es decir, estudiando, que tocando.

 

   
¿Seguis pensando que estudiabas 2 horas seguidas? Yo creo que no. Si estudiaras al menos 20 minutos BIEN estudiados te darías cuenta que 2 horas es bastante,y que no pasan de un momento para el otro, y que 8 horas diarís serían algo casi inalcanzable y solo las harías ya siendo un concertista con muchos años de experiencia y con mucha pasión por el piano.
   Reemplaza esas “2 horas” de tocar por al menos 20 minutos de estudiar y avanzarás muchisimo más en mucho menos tiempo, cuando entiendas la diferencia y veas los distintos resultados empieza a aumentar la cantidad de tiempo real de estudio. 
 
Acordate: estudiar no es lo mismo que tocar, no te engañes más a vos mismo cuando estés frente al piano.

Anuncios

5 comentarios en “La diferencia entre "Estudiar" y "Tocar"

    • Paker dijo:

      Hola Fernán Alonso, se me ocurre que si te cuesta concentrarte en el piano es porque puede haber algo más que le dás más importancia inmediata, otro interés que puede hacer que tocar piano pase a segundo plano o porque estás desmotivado. (Acá podés leer un post con 3 razones por las que puede que hayas perdido la motivación.. Si no es ese el caso entonces lo que puede que te cueste en realidad esmantener la concentración por un tiempo largo durante el estudio. Mi consejo es que primero que nada encuentres una motivación muy grande para sentarte a estudiar, porque ese entusiasmo va a hacer que el tiempo de estudio parezca mucho menor y puedas mantenerte más concentrado estudiando, y segundo que tengas paciencia si recién estás empezando y que toques cosas que te gusten además de las que no (que suelen haber).

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: