Pianistas con manos chicas Vs Pianistas con manos grandes. ¿Qué es mejor?

                    VS

 

 



Muchas veces seguramente escuchaste decir a alguna persona con manos grandes: “¡tu podrías tocar muy bien piano, mira que manos tan grandes tienes!”.

Sí, definitivamente podría tocar muy bien, al igual que una persona con manos pequeñas, es solo una cuestión de voluntad.

Hay ciertas cuestiones que juegan a favor y en contra de cada una de las dos condiciones, veamos:
El pianista con manos pequeñas:

  • Obviamente las extensiones, acordes muy grandes, decimas, le costarán mucho más o quizas no pueda directamente tocarlas optando por hacer acordes quebrados, saltos, etc.
  • Los arpegios también podrían costar más al tener que movilizar más la mano para llegar a las notas siguientes. Pero no sería tan grave como acordes.
  • Por otro lado en escalas no hay problemas, es inclusive más facil al tener dedos chicos el hecho de no apretar teclas contiguas.
  • En cuanto a volumen del sonido, este no es un factor que dependa del tamaño de la mano, si no de como se ejecutan los acordes, qué tecnica se utiliza para accionar el teclado, etc. Por lo tanto seguiria siendo lo mismo tener las manos chicas.
  • Las manos son más livianas permitiendo más rápido desplazamiento para saltos y menos pesadez general.

Como vemos tener las manos chicas no es lo ideal, pero aún asi sigue siendo posible “tocar muy bien”. Hay muchos casos de pianistas impresionantes con manos chicas (todos pensamos en Chopin en este momento, tremendo compositor y pianista de manos pequeñas).

Por otro lado tenemos el pianista de manos grandes:

  • Le cuesta mucho menos abarcar extensiones grandes, puede tocar decimas con facilidad y los saltos los tiene mucho más cerca.
  • Hacer arpegios le resulta más facil al no tener que mover tanto sus manos para avanzar al siguiente acorde desplegado.
  • A la hora de tocar escalas hay pianistas que pueden tener inconvenientes con sus manos grandes y más que nada por sus dedos grandes; algunos tienen el problema de no poder insertar el dedo entre medio de las teclas negras por ser muy anchos por lo que deben buscar formas alternativas de tocar escalas o utilizar otras digitaciones un poco más incomodas.
  • La sonoridad puede que siempre tienda a ser más violenta, por tener mayor peso en las manos y tener que controlarlo mejor. Aún asi pueden hacer pianissimos por lo que no es un incoveniente mayor.
  • Suele ser más complicado realizar muchos saltos seguidos a gran distancia por ser más pesada la mano y costar el ida y vuelta, el llevarla de un extremo al otro, pudiendo cansarse más rapidamente.

El pianista de manos grandes tiene una serie de ayudas y condiciones mejores, pero tambien se descompensa por otros lados, asi que no es “mejor” que el pianista de manos chicas, si no que diferente. Puede llegar a “tocar muy bien” de todas formas.

Quizas lo ideal es tener manos ni muy grandes ni muy chicas, si no manos promedio, pero no importa con que tamaño vengamos “de fábrica” si no con qué cantidad de estudio lo afrontemos y con qué voluntad nos sentemos a superar nuestras debilidades.

Eso fue todo amigos, espero que les haya gustado!

No se olviden de comentar si les gustó y de suscribirse al blog asi recibiran un mail avisando los artículos nuevos que publique y las novedades de pianogratis!

Saludos!

Paker

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s